Enfermedades parasitarias: Babesiosis canina

Para continuar hablando de las enfermedades parasitarias, en esta ocasión vamos a hablar de la babesiosis canina. 

Esta enfermedad es producida por un protozoo que parasita los glóbulos rojos. Este parásito recibe el nombre de Babesia canis y va a infectar al perro mediante la intervención de un vector, la garrapata.

La forma de transmisión es a través de la saliva de la garrapata mientras se alimenta del perro, pero para que se produzca una auténtica transmisión, este parásito necesita alimentarse como mínimo dos días antes. 

Los parásitos de la Babesia una vez en los glóbulos rojos del perro se reproducen y acaban produciendo su rotura, lo que lleva a una anemia (hemolítica).

Hay tres cuadros clínicos de presentación de la enfermedad:

  1. Cuadro hiperagudo: es la forma más grave, en la que el perro raramente se recupera y suele afectar a cachorros. Se caracteriza por cursar con shock hipotensivo, hipotermia y lesiones en tejidos y vasos.
  2. Cuadro agudo: es la forma más frecuente, y se caracteriza por la anemia hemolítica que hemos mencionado arriba. Los síntomas y signos son: anorexia, letargia, fiebre, esplenomegalia, ictericia (coloración amarillenta en mucosas), vómitos, diarrea y síntomas neurológicos ( convulsiones y descoordinación al andar). Alta tasa de mortalidad.
  3. Cuadro crónico: se caracteriza por fiebre intermitente, anorexia y pérdida de peso. Es la forma menos habitual.
El diagnóstico se realiza mediante la demostración del parásito en una muestra de sangre bajo el microscopio (frotis sanguíneo). Siempre se debe realizar una analítica para valorar el grado de anemia, por si es necesario realizar una transfusión sanguínea.
El tratamiento se realiza con una inyección de dipropionato de imidocarb. La inyección debe repetirse a los 15 días nuevamente y valorar la existencia de lesiones en órganos como por ejemplo los riñones. Los perros pueden sufrir recaídas después del tratamiento y suelen pasar a ser portadores.
¿La prevención? como siempre, adecuado control de las garrapatas con collores, sprays, pipetas...
¿Conocíais esta enfermedad? ¡Contadme! Y no dudéis en hacerme cualquier pregunta si os surge alguna duda.