El mareo del perro en el coche: Causas y Tratamientos.

El mareo de los perros en el coche es muy común, y generalmente limita las salidas al campo, a la playa e incluso a viajar al extranjero. A pesar de ser un hecho tan común, la mayoría de los dueños jamás consultan este tema y aceptan el hecho de no poder viajar. Esto no tiene por qué ser así, tanto si es un cachorro como si es un adulto, existen soluciones para ambos casos. Por tanto, si quieres saber como poner fin a esta pesadilla ¡sigue leyendo!  Como sabéis no me gusta hablar de los tratamientos antes de que conozcáis las causas por tanto, como siempre vamos a empezar desde el principio.

CAUSAS DEL MAREO

No se conocen los mecanismos exactos por los que se produce el mareo no obstante, si se sabe que es una combinación  del movimiento (cinetosis) y ansiedad. Como muchos ya sabréis, el equilibrio reside en el oído interno, el cual es el encargado de enviar las señales al cerebro.  Debéis imaginar que existe una especie de recipiente(aparato vestibular)lleno de líquido (endolinfa) en el interior del oído interno, en condiciones normales  se encuentra en equilibro , pero cuando se producen movimientos de aceleración y desaceleración este líquido se mueve y por un complejo mecanismo envían señales al cerebro, justamente a las áreas de náusea y mareo (bulbo raquídeo). Estas áreas son también estimuladas por la sensación de estrés y ansiedad. Esta sensación desaparece lentamente cuando cesa el movimiento y se regula la actividad del sistema nervioso. El componente psicológico se puede dividir en dos subcategorias: Falta de experiencia: Generalmente los primeros mareos de nuestros perros responde a este motivo, debemos ponernos en su situación, es encerrado en una pequeña caja que se mueve sin ton ni son, que no sabe lo que le va a pasar, a donde va... es normal que eso genere una cantidad de estrés. Mala experiencia: Asociada a la anterior va la de que generalmente el primer paseo en coche es para acudir junto a un ser desagradable que le abre la boca, le toca el culete y le pincha, eso genera una asociación negativa: coche=veterinario, esto hace que las próxima invitación a subir al coche le genere ansiedad.

¿Cómo diferencio la causa física de la causa de la ansiedad?

Es muy complicado diferenciar una causa de otra, de echo en la mayoría de los casos existe cierto componente de ambas. No obstante, si tu perro está tranquilo antes de subir al coche y de repente vomita seguramente se deba a la cinetosis (mareo por movimiento) en cambio, si observas algunos de estos síntomas seguramente sea de tipo ansioso:

1. Hipersalivación: Babeo excesivo, es una de las primeras causas de la ansiedad.

2. Jadeos, hiperventilación: son consecuencia del aumento de la frecuencia cardíaca y la temperatura corporal.

3. Lamberse los labios : con una frecuencia mayor a la habitual indica claramente estrés.

4. Temblor, inquietud, arcadas.

¿Afecta por igual a toso los perros?, ¿Cuándo aparece?

El mareo se manifiesta sobre todo en cachorros y perros jóvenes, aproximadamente el 75% de los perros experimentan su primer mareo en la etapa de cachorro, y son justamente estos cachorros los que lo siguen presentando en la etapa adulta si no se afronta el problema.

Cuanto más joven es el perro más sensible es al desequilibrio que se produce entre la vista y el oído interno de modo que, más sensible a los mareos por movimiento (cinetosis) es por ello que suelen aparecer en la etapa de cachorro.

Actualmente se dice que es un hecho que afecta a uno de cada 6 cachorros.

¿Cómo puedo evitar los mareos de mi perro?

Siempre trato de dar una respuesta de tipo conductual antes de recurrir a fármacos, pues creo que ese debería ser el último paso, pues la mayoría de las problemas tienen una base conductual, de manera que cuando se soluciona este problema de base se soluciona el otro problema.

1. Programa de habituación a los desplazamientos en el coche

Este programa es igualmente aplicable en cachorros como en adultos, no obstante debemos ponerlo en práctica desde la más temprana edad. Es un programa que busca crear asociaciones positivas en el perro con relación al coche.

  • Familiarizarse con el vehículo: Este paso debe hacerse con el motor apagado. Si es un cachorrito mételo contigo en el coche, y permaneced un rato en el, deja que se mueva libremente por el maletero y los asientos traseros para que los explore, de esta manera le perderá el primer miedo al coche. Si por el contrario ya es un perro joven, abriremos las puertas traseras del coche o la del maletero y le invitaremos a subirse con nosotros. Si se sube le daremos un premio y repetiremos la operación un par de veces. Si por el contrario es reacio a subir, no lo podemos forzar actuaremos de otra forma. Lo convertiremos en un juego, podemos lanzarle su pelota de manera que quede en el maletero, al principio bien fácil de coger, sin que apenas tenga que subirse y cada vez lo complicaremos más, recuerda darle de cada vez un premio.Repite el juego hasta que se atreva a entrar sin miedo, cuando sea así haz un descanso sentada con él dentro del coche, de esta forma entenderá que el coche no es nada malo. Si el juego de la pelota no te convence puedes optar por entrar por el maletero y salir por la puerta animándolo a que te siga, es un juego que le gusta a muchos perros.
  • Familiarizarse con el ruido del coche: Antes de dar el primer paseo el perro debe entender que aunque el coche haga ruido no es nada malo, para ello una vez que el perro haya superado el paso anterior intentaremos repetir el juego pero con el motor en marcha, también podemos optar por darle de comer unos cuantos días en el coche, de este modo aún se familiarizará aún más con el coche. Si es un cachorro repetiremos la operación igual que en el paso anterior pero con el motor en marcha.
  • Familiarizarse con el movimiento: Los primeros paseos en coche deben ser muy breves, sin movimientos bruscos, ni velocidades elevadas. Puedes optar por conducir tu o permanecer a su lado las primeras veces para que se siente tranquilo no obstante, si en el futuro vas a ser tu la conductora es mejor que no lo habitues ir a tu lado, pues tiene que aprender que tu conduces y no te puede molestar. El primer paseo durará como máximo 3 minutos, el tiempo lo iremos aumentando en cada nueva sesión de terapia. Al mismo tiempo que se aumenta el tiempo se aumentará la velocidad y las curvas. También es importante crear una asociación positiva en relación con lo que subir al coche significa, por lo tanto los primeros paseos serán para ir a sitios agradables como el parque.
Con este programa trataremos todo el componente ansioso de los mareos, no obstante es cierto que existen casos en que este programa no surge efecto o bien los mareos no se deben a esta causa, motivo por el cual debemos recurrir a fármacos.

2. Tratamiento farmacológico para evitar el mareo

  • Tranquilizantes con acción sedante y antiemética: Las más utilizadas son las fenotiacinas como Calmivet o Calmosedan que actúan sobre el sistema nervioso central y periférico con una acción depresiva, tienen además esa misma acción depresiva sobre el sistema mesoencefálico que  controla el metabolismo basal, la temperatura corporal, el tono vasomotor y el centro del vómito.  Esto hace que tengan una acción neuroléptica: atenuación de los fenómenos de hipertermia, hipertensión y taquicardia,  acción sobre el psiquismo: obteniendo un efecto de indiferencia y falta de interés con la desaparición de la agitación, excitación y agresividad  y por último poseen una acción sobre la motricidad produciendo relajación nerviosa y muscular. Se administra uno o dos comprimidos por cada 10 kg de peso. A pesar de parecer una buena solución posee numerosos efectos secundarios:Hipertemia( con el peligro del temido golpe de calor), hipotensión, leucopenia(diminución del número de leucocitos), leucocitosis(aumento del número de leucocitos), eosinofilia(aumento del número de eosinófilos), reacciones dérmicas, pigmentación cutánea tras administración repetida. Además este tratamiento no se puede emplear en cachorros ni perros mayores o débiles y para mí el punto más importante, al producir sedación nuestro perro no podrá disfrutar al llegar al lugar deseado como por ejemplo el campo o la playa porque estará adormecido.
  • Antiemético: El más conocido es la Cerenia de laboratorios Pfizer.  Es un antiémetico ( evita el vómito ) muy efectivo y sin efectos secundarios inmediatos, por lo que no produce somnolencia.  Tiene un 90% de efectividad y se puede dar en cachorros a partir de los 4 meses de edad. Se administra en perros como una única dosis oral (8mg/Kg.) al menos una hora antes del viaje y continúa impidiendo el mareo durante al menos 12 horas.
  • D.A.P. (Dog apaising Pheromone): es una feromona (sustancia química que miembros de una especie usan para comunicarse) tranquilizadora canina es decir, es una copia sintética de otra producida por las hembras cuando tienen cachorros, con esta feromona la madre consigue tranquilizar a sus cachorros. A pesar de que lo emplean las madres con sus cachorros es efectiva en cualquier edad y al ser una feromona no es un medicamento y por lo tanto no crea adicción. Los laboratorios Ceva son los que lo comercializan en forma de collares y difusores. Este método es de ayuda en en el programa de habituación pues evita que el perro sienta ansiedad en los primeros viajes, lo que evitará a su vez que el perro tenga una mala experiencia de vómitos y náuseas.
No olvides de cualquiera de estos medicamentos deben ser recetados por un veterinario que conozca la salud de tu perro. No arriesgues la vida de tu perro y consulta siempre a tu veterinario.

¿Cómo lo puedo ayudar durante el viaje?

Aunque nuestro perro se haya habituado al coche, o por la medicación no vomite debemos hacer todo lo posible para que el viaje sea lo más placentero posible para él. Por eso haz paradas frecuentes, en muchas ocasiones los mareos van en relación directa con el número de horas de viaje.Obtén una temperatura agradable para tu perro, esta se encuentra generalmente entorno a los 20 grados, si el coche no dispone de climatizador entonces abre unos centímetros la ventana, para generar una corriente de aire que refresque a tu perro, nunca abras en exceso la ventana, puede sacar la cabeza por ella y a parte de no estar permitido puede ser peligroso para él. Crea un entorno agradable,procura ponerle cerca sus juguetes y mantas preferidas para que el entorno del coche se convierta en un sitio familiar y el viaje se haga ameno. Busca la ubicación ideal,para los perros que se marean ir en el maletero es el peor de los sitios, por ello puedes provar en los asientos traseros, para ello no te olvides de colocar los medios de sujeción homologados. Evita dar de comer o beber  4 horas antes del viaje, no funciona con mareos por ansiedad pero si de tipo mecánico.  Por última ten en cuenta la frecuencia: cuanto más viajes haga tu perro en coche más se habituará a él, no pretendas que no se maree si solo sube una vez al año al coche. Esperamos que este post os haya resultado de utilidad y  por último ¡desearos unos fantásticos viajes con vuestra mascota! y como siempre si tenéis alguna duda o queréis comentar cualquier cosa dejad un comentario.

2 Comentarios

  • Cerenia es lo peor que se le puede dar a un perro. Yo se lo dí al mío, un bearded collie, cuando tenía 5 meses y casi se me muere. Fue una experiencia horrible. Tuvimos que darnos la vuelta después de una hora de viaje porque el perro estaba medio muerto. Sí es verdad que evita el vómito, pero justo ese fue el problema porque salivó lo indecible, se desidrató, etc. Yo no aconsejo que nadie le administre a su perro Cerenia.

    • Hola,
      antes de nada decirte que lamento muchísimo lo ocurrido a tu pequeño. Me alegro de que al final se solucionase.
      En relación al entiemético (Cerenia) decirte que al igual que en las personas, no todos los medicamentos sientan por igual a unos perros que a otros.
      En principio, Cerenia al igual que cualquier medicamento que sale a la venta pasa unos controles. En el Informe Público Europeo de Evaluación podemos leer lo siguiente en relación con Cerenia: en el caso de este antiemético para estudiar su efecto en la cinetosis (mareo en los viajes), se hizo viajar en coche a perros con conocida tendencia a vomitar en los viajes, durante periodos de entre varias horas y 2 días. Se administró a los animales Cerenia comprimidos a una dosis de 8 mg por kg de peso vivo o un placebo, durante un período de hasta 2 días.
      Los resultados de los estudios demostraron que Cerenia fue más eficaz que el placebo y en general, Cerenia fue bien tolerado. Un efecto secundario frecuente en el grupo de dosis elevada —de 8 mg/kg— (mareo en los viajes) fueron los vómitos antes de empezar el viaje en coche. Puesto que esto se observó sobre todo en perros con el estómago vacío, se recomienda dar una pequeña cantidad de comida o una golosina antes de administrar los comprimidos. Otros efectos secundarios observados fueron menor actividad y cansancio.
      El maropitant, principio activo de Cerenia, se metaboliza en el hígado y, por lo tanto, se recomienda utilizarlo con precaución en perros que padecen una enfermedad hepática. El maropitant podría afectar también a la actividad cardiaca y, por lo tanto, Cerenia debe administrarse con precaución a animales con ciertas afecciones cardíacas.
      El Comité de Medicamentos de Uso Veterinario (CVMP) decidió que los beneficios de Cerenia superan a sus riesgos para el tratamiento y prevención de los vómitos, incluidos los inducidos por la quimioterapia o la cinetosis (mareo en los viajes), y recomendó la concesión de la autorización de comercialización
      Con esto, te quiero decir, que aunque un médicamente esté muy bien estudiado y a la mayoría de los perros le siente bien, siempre hay un pequeño porcentaje en el que no es así. Por eso, como siempre digo, antes de dar cualquier medicamento a nuestros pequeños lo mejor es consultar al veterinario.
      A nivel más personal, si que había oído algunas críticas en relación con Cerenia, porque aunque evita el vómito no evita las naúseas ni las arcadas. De modo, que los perros son capaces de pasarse todo el viaje despiertos con el malestar de las naúseas y las arcadas sin poder vomitar…vamos un verdadero suplicio, a lo que hay que sumar la ansiedad que eso produce.
      Espero que hayas encontrado la solución adecuada para tu pequeño, bien con el programa de habituación a los desplazamientos en el coche que expliqué arriba o bien con algún otro fármaco.
      Por último, agradecerte que hayas comentado y aportado tu experiencia. Ojalá sigas visitándonos y algún día nos presentes a tu pequeño bearded collie en el blog.
      Un saludo.

Los comentarios están cerrados.